Aquí nos encontramos un claro ejemplo de vigas devastadas por ataque de termitas.

Se puede apreciar en las fotos la casi totalidad de la desaparición de las cabezas de vigas en esta vivienda. Esto aunque estéticamente no pueda resultar un problema a corto plazo, puede suponer un probrema de viabilidad de la propia vivienda.

Hay que entender que el peso de las vigas recaen directamente sobre las cabezas de las vigas, es por ello que si estas desaparecen, la viga deja de tener funcionalidad y el piso se podría venir abajo en cualquier momento.

En el momento de la construcción de las viviendas, los arquitectos calculan el peso y el número de vigas de acuerdo a lo que deben soportar. Si estas pierden calidad, como es el caso, se podría acontecer un grave problema y entonces entrariamos en un proyecto a través de un despacho de arquitectos y la eliminación de la plaga.

Es por ello que Plaserman Salud Pública siempre recomienda la prevención como medida menos costosa ante el posible ataque de termitas. En otro artículo del propio blog te explicamos como a través de una cata en los falsos techos podemos inspeccionar la existencia de termitas.

652 159 005

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Leave a Reply

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad