Siempre que nos contacta un cliente con problema de termitas en una vivienda, lo primero que se le pregunta es si tiene vigas. El estudio de las cabezas de vigas afectadas por termitas es uno de los puntos calientes siempre a estudiar detenidamente.

La razón de este estudio más concretamente en las cabezas de vigas atiene a un criterio bilógico de las termitas. Éstas encuentran un punto de entrada a la vivienda por las cabezas de las vigas.

Dadas sus características y sus condiciones, son propensas a sufrir el primer ataque siendo principalmente el punto de entrada. Generalmente las cabezas de vigas están enterradas dentro de la estructura de la vivienda, lo cual hace que no tengan luz ninguna. Como bien se sabe, las termitas son fotofóbicas, es decir, sensibles a la luz. Por tanto las cabezas de vigas se convierten en un lugar ideal de ataque.

Otro de los motivoslo por el cual las hace un punto caliente de entrada es la generalmente existencia de la humedad en estas zonas. Normalmente son zonas sin ventilación ninguna y las condiciones de climatología hacen aparecer humedades. Bien se sabe que las termitas tienen predilección por la madera humedecida, siendo unas condicionas totalmente favorables para estas.

Estas condiciones hacen que el estudio de las cabezas de vigas afectadas por termitas sea obligatorio en nuestras inspecciones. Cuando nuestros clientes descubren la desaparición de las cabezas de vigas se ponen nerviosos al descubrir el verdadero peligro que esto puede suponer. Normalmente en las visitas más complicadas vamos acompañados de un arquitecto para el estudio de la viabilidad estructural de la propia vivienda.

652 159 005

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Leave a Reply

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad